Claman por campañas masivas para prevenir el Alzheimer en Ecuador

Author

Categories

Share

La Sociedad Ecuatoriana de Psiquiatría Biológica aprovechó este martes la conmemoración del día Mundial del Alzheimer para hacer un llamamiento al Gobierno a fin de que genere campañas masivas de educación en prevención de la enfermedad.

En Ecuador se han registrado unos 80.000 casos de Alzheimer, según el vicepresidente de la Asociación, Armando Camino, quien urge a que se desarrolle una «educación en amplia escala para la prevención y el abordaje de la enfermedad».

Este médico psiquiatra clama por una «educación permanente» hacia la población a fin de hacer prevención pues una vez que el Alzheimer se instala «es irreversible, progresivo y continuo».

Considera que debe existir en el país un plan estructurado para el adulto mayor y más aún para quienes padecen Alzheimer pues en la nación se sigue «manejando el estigma sobre la enfermedades neuro-psiquiátricas».

«La gente oculta información, no aborda frontalmente la enfermedad. Hay que educar a la población», dijo a Efe.

El galeno mencionó que hace dos años se realizó una investigación sobre el impacto de las enfermedades psiquiátricas en la población ecuatoriana, que tenía que ver con el costo-riesgo-beneficio de los tratamientos de los pacientes con enfermedades crónicas, progresivas e irreversibles.

Se determinó que «el Alzheimer, la bipolaridad y la esquizofrenia son de las enfermedades más costosas en Ecuador por los medicamentos de última generación, que van orientados a evitar que se produzca un mayor deterioro y una progresión más rápida de la enfermedad».

Por ello insistió en que se realicen campañas masivas de cómo educar para la prevención de esta patología «que es desastrosa, invalidante y progresiva».

Entre otros aspectos, dijo, esas campañas deberían abordar el control de enfermedades básicas como las preexistentes, entre ellas diabetes e hipertensión, así como dolencias cardiovasculares, psiquiátricas, depresión o ansiedad.

Se deben realizar terapias de estimulación como la musicoterapia, aromaterapia, masajes y, sobre todo, mejorar el contacto social, consideró Camino, quien teme que el encierro obligatorio por la covid haya recrudecido el mal, especialmente en los adultos mayores que estuvieron prácticamente enclaustrados al inicio de la pandemia.

«Todo lo que recomendamos preventivo, lo rompimos (con la pandemia) y muy probablemente mucha gente está presentando trastornos en el comportamiento, trastornos de memoria. Podría ser el inicio de un deterioro tan desastroso como es el Alzheimer», alertó. EFE

Share